Las mejores ideas de toppings y complementos para hacer Ramen instantáneo

En este artículo sobre qué toppings añadir al Ramen instantáneo, voy a daros varias claves para hacer que éste mejore.  Hay varias opciones de complementos que podemos añadir, que van a dar un toque extra de sabor y color a nuestra sopa de noodles orientales.  Además, la inmensa mayoría van a ser soluciones muy rápidas y sencillas de cocinar, con ingredientes fáciles de conseguir, y que podemos incluso hacer mientras se cuece el agua antes de poner los fideos en la cazuela.  Como siempre, si tenéis alguna idea que queráis compartir, dejadla en la parte de los comentarios de abajo para que todos vayamos aprendiendo a cocinar cada vez más rico.

Ramen y otros noodles instantáneos

Los diferentes tipos y marcas de Ramen, nos dan sin duda un gran abanico de opciones para comer rápido y sabroso.  Es fácil de preparar, no lleva más de 5 minutos y consiste prácticamente en hervir el agua y añadir los ingredientes para tenerlo listo.

Nos da la opción de comerlo solo o de presentarlo con algunos platos complementarios para maximizar la experiencia y terminar de llenar el estómago. Ya sea Gyoza (pequeñas empanadillas rellenas de carne y verduras hechas al vapor), onigiri (bolas de arroz) o karaage (Pollo frito estilo japonés)

Es barato, fácil de comprar hoy en día, con envíos gratuitos y opción de pedir lotes de más unidades para tener ofertas a un precio más competitivo. Otra ventaja es que lo podemos tener almacenado mucho tiempo y no se estropea ni caduca pronto.

Es una comida popular entre estudiantes, trabajadores con poco tiempo disponible y amantes de la gastronomía japonesa y asiática. Además es un plato que con muy poco tiempo extra se puede mejorar sobre lo que ya se incluye en los paquetes, y de eso precisamente voy a hablar hoy.

Voy a hacer un listado de ingredientes que podemos añadir como toppings una vez cocinado el Ramen para tener una versión mejor presentada y mas rica si cabe.  La mayoría de ingredientes son fáciles de conseguir en el supermercado u online, y no tienen por qué ser siempre productos orientales, sino casi cualquier cosa que se os ocurra, como unas lonchas de bacon o unos champiñones en láminas pasados por la sartén. Acepta todo con unos resultados excelentes.

Toppings de Verdura

Cebolla: La cebolla salteada se puede añadir al Ramen para aportar sabor y color. También quedan bien puerros, cebolleta y otros derivados.

Setas: Las setas o champiñones salteados son una buenísima opción para darle sabor y nutrientes a la sopa.  Además añaden un punto de textura al comer que lo hace delicioso.  También podemos pensar en tener en la despensa setas deshidratadas de varios tipos, o incluso comprar un kit de autocultivo, que son muy fáciles de mantener y siempre nos van a dar una buena cosecha.  Además son muy divertidas de ver crecer.





Maiz: Se puede usar maíz dulce en lata, con lo que no requiere ni siquiera cocinarlo antes. Una opción muy cómoda y decorativa.

Brotes de soja: Añaden un toque crujiente a tu Ramen. Ricos en vitamina C, los productos nutritivos siempre son bienvenidos.  Se puede añadir tanta cantidad como se desee, pasarlos un poco por la sartén, o según vienen en conserva. Solamente tened cuidado porque a veces se venden conservados en vinagre y tienen un sabor muy fuerte.  Mejor evitarlos. Se pueden comprar aquí en Amazon.

Brotes de bambú: Otro vegetal que añade textura y lo hace crujiente a la vez que sabroso. Además está muy bien de precio


Brócoli:  Cortado en trocitos pequeños, ligeramente hervido o en trocitos más finos vuelta y vuelta.

Está claro que el Ramen no es la comida más saludable para comer a diario, pero es fácil añadir alguna de estas verduras de la lista, u otras que no aparecen como espinacas, zanahoria, repollo cortado muy fino, incluso verduras fermentadas como Kimchi (Conserva de repollo fermentado típico en Corea), que aparte de darle un toque especial van a hacernos sentir un poco mejor en cuanto a nuestra salud.

Complementos de carne

Chasu: Carne de cerdo marinada y muy tierna en rodajas.

Carne picada: Si queréis hacer algo similar al Tan-Tan men se puede añadir algo de carne picada por encima.

Bacon: Se puede freír o pasar por el microondas.  Cortado en rodajas o en trocitos más pequeños añade su delicioso sabor al plato.

Jamon York: Opción fácil si no tenemos nada más a mano, y sin necesidad de cocinar.

Salchichas: Cortadas en rodajas finas son una adición fácil y rica.

Otros ingredientes

Huevo cocido: Normalmente se añade en mitades y hay opción también de marinarlo previamente en salsa de soja si tenemos tiempo suficiente para hacerlo.  Añade un toque de proteína y color a la composición.

Huevo batido: Ideal para mezclar con los Noodles antes de ponerlos en la sopa.  Así se volverán realmente fideos al huevo.  Le da un extra de espesor al caldo.

Algas Nori: Opción sana que proporciona minerales y nutrientes y añade textura al Ramen. Se pueden comprar aquí en Amazon.

Gambas: Simplemente pasándolas por la sartén durante unos minutos, proporcionan ese toque de marisco tan especial.

Tofu: Es interesante poder añadir un poco de tofu cortado en dados para añadir mas proteínas.

Para aportar algo más de sabor y tener más opciones de ir cambiando cada día, otros alimentos que podemos incluir son semillas de sésamo, cacahuetes machacados, furikake (condimento japonés para potenciar el sabor), o lo que se os ocurra y os encontréis por el frigorífico.  

Lo bonito de cocinar Ramen es que es fácil y sin complicarte mucho puedes ir cambiando cada día dependiendo del gusto de cada cual.  Además son complementos normalmente económicos y fáciles de encontrar.