Probando el famoso Shin Ramyun

Hoy pruebo una de las marcas más populares y conocidas.  Shin Ramyun Noodles.  Ramyun es Ramen en coreano.  Precisamente de Seúl, Corea del Sur, viene este icónico paquete rojo y negro. Está fabricado por la empresa Nongshim

Contenido

¿Qué Ramen cocinamos y dónde comprarlo?

Frontal del paquete de Shin Ramyun Noodles
Reverso del paquete de Shin Ramyun Noodles

Tienen diferentes versiones.  Esta en concreto es la Gourmet spicy, y hace honor a su nombre.  Realmente es para valientes.  Aviso con antelación, es muy picante.  Quizás me quede corto.  Podéis comprarlo desde el enlace de arriba. Lo detallo a continuación.

El formato que he comprado viene en una caja con 20 unidades.  En bolsas.  Salieron aproximadamente a 1 € cada una.  También hay en venta formatos diferentes, como packs de 10 o 5, o incluso la versión en vaso, más indicada para llevar al trabajo por ejemplo.

La porción es suficiente para comer y no quedarte con hambre.  De hecho, no podrás pensar en nada más que beber un trago de agua fresca para quitarte el picor de la boca.  En cualquier caso, este formato de 120 gramos es generoso.

Aunque el fabricante es Nongshim co., LTD. está importado a Europa por Asia Express Food, importador basado en los Países Bajos, aunque supongo que habrá diferentes importadores en otros canales.

La presentación del producto hace pensar que es de calidad.  La historia y prestigio de este paquete de fideos noodles coreanos viene de lejos.

Contenidos del sobre de Ramen coreano

Las instrucciones de la receta para cocinarlos, nos dicen que hay que añadir 550 ml de agua.  Una vez que rompa a hervir, añadiremos los dos sobres que vienen en el paquete, el de la sopa base y el de las verduras deshidratadas.  Inmediatamente después, los fideos.  Nos indican también que se debería de cocinar durante 4 minutos y medio.  

La mezcla de sopa base incluye entre otros ingredientes, sal, especias como pimienta negra y pimientos rojos picantes, harina de maíz, azúcar, y setas shiitake, mientras que los trocitos de verduras deshidratados son Pak-choi, shiitake, zanahoria, pimiento rojo picante (de nuevo) y cebolla.  También en el envase se especifica que es un producto Halal.

Al verter los ingredientes en el agua hirviendo, ya se nota un aroma como procedente del infierno.  Si sois sensibles a la pimienta podríais estornudar en ese momento.  He dejado pasar los 4 minutos y medio completos, removiendo de vez en cuando para que los fideos cojan sabor.

Fideos Shin Ramyun

En esta ocasión he preparado algo especial para decorar y acompañar al Ramen.  Un amigo me dijo una vez que lo que él hacía era congelar una lengua de cerdo entera, y una vez congelada lo bajaba de nuevo a la carnicería para que se lo hicieran rodajas.  Estando congelada es mucho más sencillo.  Si tenéis trato con alguna carnicería, es una muy buena opción.  La lengua de cerdo me ha costado menos de 2 Euros y tengo para bastantes veces.  Las rodajas finas, eso sí.  Las he sazonado con sal y pimienta, y pasado por la sartén con un chorro de aceite hasta que se han hecho por las dos caras.  Al ser finas, no tardan.  En 5 minutos estaban.  Las he apartado hasta que el Ramen estuviera cocinado.

Una vez que he volcado el Ramen con el caldo en el cuenco, he decorado con las rodajas de lengua de cerdo a la plancha y ha quedado bien bonito.  En esta ocasión no he añadido verduras.

Es cierto que el tiempo de cocción se me ha hecho algo largo, pero también creo que es necesario.  Los fideos han quedado en su punto.  Creo que he acertado con el topping que he añadido.  El sabor de la lengua de cerdo a la plancha es muy rico, y mezclado con la sopa y los noodles, permitía a mi cerebro distraerse del picante de vez en cuando.  Ahora voy con el caldo.  La verdad es que desde el primer momento, impregna los fideos de un sabor extremadamente picante.  Es difícil no tener que descansar, beber agua, o incluso coger un pañuelo para sonarse los mocos.  Lo sé, es desagradable, pero la realidad es que cuando se come picante, ocurre.  He estado tentado de levantarme para abrir la ventana.  No es insoportable, pero es muy intenso.  Tanto es así, que aunque no me gusta beberme todo el caldo, siempre suelo beber un poco y dejar otro, pero en esta ocasión, no he podido beber nada después de terminar los fideos.  Aunque al cogerlos con los palillos los soples varias veces, el sabor está ya dentro, y tanto caldo como fideos, te harán sudar.  Si te gusta el picante o ponerte retos, este podría ser tu Ramen favorito.

Dicho esto, si me preguntáis si he disfrutado, la respuesta es SI.

Vídeo de la prueba

Opinión sobre Shin Ramyun

Presentación de Shin Ramyun coreano

Ficha

  • Tiempo de cocción: 4,5 min.
  • Tiempo total de preparación en la prueba: 11 minutos
  • Sabor general: Pica mucho.  No es para no tolerantes.  El sabor es rico, pero intenso.
  • Fideos: Son rizados y el punto se consigue con los 4,5 minutos que se anuncia en el envoltorio.  Placenteros al masticar.
  • Caldo: La sopa está buena, justa en cantidad, y como ya he dejado claro, pica como el infierno. 
  • Extras: Añado varias rodajas finas de lengua de cerdo salpimentada y pasada por la sartén vuelta y vuelta durante unos 5 minutos.
  • Grado de picante: Extremo.  Se puede optar por poner menos cantidad de sopa base.
  • Apto para Vegetarianos/Veganos: Lleva etiqueta de Halal.
  • Sin Gluten: No.  Son fideos de trigo.
  • Cantidad: 120 gr.
  • Formato de paquete: En bolsa, conteniendo dentro los noodles y otras 2 bolsas con la sopa base y verduras deshidratadas.
  • Oferta de compra múltiple: Si, en cajas de 20, 10 y 5.
  • Precio en el momento de la degustación:  20,85 € por una caja de 20 paquetes.
  • Calorías: 422
  • Hecho en: Seúl.
  • Originario de: Corea del Sur.
  • Formato Copa/Bol/bolsa: Bolsa
  • Envase ecológico: No
  • Recomendado añadir: Cualquier carne en rodajas.  En esta ocasión funcionó bien con rodajas de lengua de cerdo.
Detalle final de Shin Ramyun

Veredicto

Presentación Shin Ramyun en su cuenco

Es una experiencia que tardaréis en olvidar.  Recomiendo encarecidamente probarlo, está muy rico, pero si no soportáis bien el picante, poned alrededor de un cuarto de la cantidad de la sopa base.  Será suficiente.  Si queréis probar el completo como yo he hecho, poned toda la sopa, preparad pañuelos, una jarra grande de agua y el teléfono con el 112 preparado.

No apto para niños.